sábado, 3 de mayo de 2014

¿Qué es la liposucción?


¿Cuántas veces ves a un personaje de moda y te preguntas cómo puede continuar estando tan delgado y estilizado? Sin duda, la mayoría de las celebrities siguen las antiguas prácticas de mantener una dieta estricta y un plan de ejercicio físico regular. Pero al menos unas cuantas han conseguido esos muslos apretados, piernas tonificadas y glúteos prominentes en el quirófano de un cirujano plástico, aunque es algo que difícilmente admitirán.

Pero las celebridades no son las únicas que buscan una mejor imagen en el quirófano. Los médicos realizan casi 500.000 intervenciones de liposucción en los Estados Unidos cada año, lo que la convierte en el tipo más usado de cirugía plástica, de acuerdo con los datos de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatologica.

En este artículo veremos cómo funciona la liposucción, descubriremos lo que debe tenerse en cuenta para conseguir resultados óptimos y analizar que riesgos podrían presentarse

Cómo funciona la liposucción


La mayoría sabe que la liposucción implica elminar grasa de determinadas partes del cuerpo para conseguir una forma más estilizada. Pero ¿cómo funciona realimente la liposucción?

En primer lugar, ¿qué es la grasa? Se trata de un tipo de tejido (también conocido como tejido adiposo) compuesto por células que acumulan energía y aíslan el cuerpo de agentes externos. La grasa es generalmente subcutánea, es decir, se acumula debajo de las capas de la piel. La forma en que la grasa se deposita alrededor del cuerpo depende del género de la persona. En los hombres adultos la grasa tiene a congregarse en el torso, abdomen y parte posterior del cuerpo. En las mujeres, se localiza principalmente en pechos, caderas, abdomen y glúteos.

Existen dos capas de grasa subcutánea, profunda y superficial. Durante el proceso de liposucción (también conocida como lipectomía por succión), el cirujano realiza una pequeña incisión e inserta un tubo hueco de acero inoxidable, llamado cánula, en la capa de grasa profunda. Trabajar sobre esta capa es más seguro que intervenir sobre la capa superficial, porque hay menos riesgo de lesionar la piel.

En un procedimiento típico, que muchos habremos visto en programas televisivos, el cirujano empuja y tira del tubo a través de la capa de grasa. La cánula se mueve, rompiendo las células de grasa y, mediante una jeringa o bomba de vacío, se extrae la grasa con succión.

Consideraciones y posibles efectos adversos


La liposucción se utiliza con mucha frecuencia en tratamientos cosméticos, para suavizar determinadas zonas como muslos, caderas, brazos, nalgas o abdomen, sobre todo aquellas zonas que no responden satisfactoriamente a la dieta y ejercicio. Su uso también está indicado para reducir el tamaño de los pechos femeninos y para eliminar tumores adiposos o lipomas.

Es importante incidir en que la liposucción no es una técnica de pérdida de peso, sino una técnica de remodelación. Sólo una correcta dieta y ejercicio regular pueden generar una pérdida de peso real.

Además, tener exceso de grasa en gran cantidad no significada directamente que la liposucción sea la técnica más apropiada para aplicar. Al contrario, las candidatas idóneas son personas de peso normal y en general buena forma que, sin embargo, tienen algunos focos de grasa localizada y rebelde. Y son los mejores candidatos porque su piel es firme y elástica. Si la piel no es suficientemente elástica, presentará problemas de flacidez después de la intervención. Por esta razón, pacientes de edad avanzada nunca conseguirán los mismos resultados que los pacientes más jóvenes. También es aconsejable estar en buena forma física para optimizar los resultados.

No se recomienda en personas con problemas de coagulación o afecciones cardíacas. En todo caso, como medida preventiva, debería consultar con su médico de cabecera si tiene pensado someterse a una liposucción.

Otro tema importante a considerar es que la liposucción no es una especialidad médica, lo que significa que cualquier médico con licencia, incluyendo cirujanos plásticos y dermatólogos, puede realizarlo. Por esa razón, siempre deberá acudir a centros reputados y que merezca su confianza, avalada por la experiencia. No se dejen llevar por anuncios que le aseguran resultados sorprendentes a precios reducidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada